Huertas: ¿Una tendencia sustentable? Reflexiones desde un bancal profundo

Por Juan Pablo Rosas
Agosto de 2020.

La primera vez que conocí los bancales profundos fue en Nepal, estudiando con mi maestro Govinda Sharma de @OrganicHasera. Poco sabía en ese entonces el trasfondo de esta técnica y su impacto en la pequeña agricultura a nivel mundial. Cuando lo volví a practicar fue acá en Patagonia, en Raíces, bajo las instrucciones de John Seymour, quien en su libro «El horticultor Autosuficiente» explica un poco de dónde viene esta técnica y se da el tiempo de entregar detalles de cómo cultivar tanto tradicionalmente como biointensivamente. Pero no fue hasta hace poco que llegue al ‘gringo’ John Jeavons, su libro «Cómo cultivar más vegetales» y su movimiento de «Ecología en acción». En estos tiempos donde la huerta esta tomando cada vez más tribuna y abundan iniciativas de huertas a toda escala, así como huerteros influencers, volver a John #Jeavons es de una responsabilidad ambiental.

El ‘gringo’ es del estilo de Fukuoka, de hecho parte su libro citando a Goethe, Gandhi, aludiendo a Steiner, la biodinámica y a quien desarrolló el método biointensivo (con otro nombre en ese tiempo) Alan Chadwick, un actor inglés (ojo, actor, no agrónomo), estudiante de Rudolf Steiner, bien dedicado, quien lograría producir en ‘gringolandia’ en menos de 2 hectáreas lo que nadie podría producir, transformando a la Universidad de California un lugar demostrativo y modelo del método. Aquí es donde yo creo que nuestro colega Seymour lo conoció. En fin, volvamos a Jeavons.Lo que me gusta de John es que no se atribuye nada; de hecho, nos cuenta que el método biointensivo data de por lo menos 4.000 años en China, 2.000 en Grecia y 1.000 en América Latina, atribuido a los Mayas.

Pero la fama del método no llegó hasta por allá por el siglo XIX, en las granjas cercanas a París, pequeños pedazos de tierra, de alto valor, que debían ser productivos y sostenibles. Como había tanta carreta de caballo, el abono estaba resuelto y los parisinos llegaban a aplicar hasta 40 cm. de abono a cada cama de cultivo, permitiendo cultivar hortalizas más juntas, siendo más productivos y generando con ello una serie de beneficios (mulch vivo, micro-climas, pequeños hábitats) que en definitiva, hacían de este método EL método, y que hoy, se está retomando en el mundo entero con miradas mucho más serias dentro del mercado, desarrollando los conceptos de «micro-campos productivos».Un buen exponente de estos métodos es el canadiense @JeanMartinFortier y su granja llamada Huerto Cuatro Estaciones (@Fermequatretemps) o @Charles_Dowding, @Neversinkfarm o Elliot Coleman en Gran Bretaña, también con su granja Huerto 4 Estaciones (@fourseasonfarm), o bien acá en Chile, siguiendo la misma línea, el @huerto4estaciones de la región de Aysén.

Jeavons (@growbiointensive) nunca deja de advertir sobre qué es sustentable y qué no, que es lo que más me gusta, pues nos dice que aplicar compost o enmiendas desde fuera del campo ya deja de ser una práctica sustentable, y nos pone un camino difícil a todes para practicar una agricultura sostenible; de hecho, propone principios éticos bien claros y determinantes, los cuales abordamos más en profundidad en nuestros cursos. Es por esto que a veces creo que hablar de «agricultura regenerativa» es un poco apresurado a nuestra realidad. Siento que aún no alcanzamos una agricultura sostenible real. Y nos deja un objetivo (John): «Aumenta y mantén sustentable la fertilidad del suelo con suficiente humus en la tierra mientras creas micro ecosistemas abundantes».

Esta es la reflexión del post y nuestros cursos. Muchos de nosotros vivimos y usamos sobre cuatro o hasta seis veces los recursos de la Tierra disponibles para cada ser humano, y aún así, nos aventuramos a declararnos sustentables, regenerativos o autosuficientes. Estamos aprendiendo recién a enmendar nuestros errores y caer en la soberbia humana es tropezar con la misma piedra. Así, John cita a un tal Richard St. Barbe Baker, quien dice: «El abuelo cría ovejas, el hijo cría cabras y el nieto no cría».El 22 de Agosto nos comimos todos los recursos del año en Chile (a partir del concepto de la «sobrecapacidad planetaria» que se mide por país). Nosotros, desde la agricultura familiar campesina del valle del Río Puelo, llamamos a mover la fecha y avanzar al pasito, porque así es acá en Patagonia, se avanza al pasito, y se llega lejos porque el que se apura pierde su tiempo.

Gracias John por aportar a la humanidad con este tremendo libro, y como diría Alan Chadwick después de medio siglo de huertear: «Seguimos aprendiendo!».

Por: Juan Pablo Rosas Raíces del Viento | Agosto de 2020

#JohnSeymour #Fukuoka #Goethe #Ghandi #RudolfStainer #johnjeavons #gobindasharma @OrganicHasera @JeanMartinFortier @Fermequatretemps @Charles_Dowding @Neversinkfarm #ElliotColeman @fourseasonfarm @huerto4estaciones @growbiointensive #AlanChadwick #Bancalprofundo #permacultura #permaculture #agroecologia #huertabiointensiva #JohnSeymour#Fukuoka#Goethe#Ghandi#RudolfStainer#johnjeavons#gobindasharma @OrganicHasera @JeanMartinFortier @Fermequatretemps @Charles_Dowding @Neversinkfarm #ElliotColeman @fourseasonfarm @huerto4estaciones @growbiointensive #AlanChadwick#Bancalprofundo#permacultura#permaculture#agroecologia#huertabiointensiva#biointensivegarden#biointensivegarden

Comments

comments

Los comentarios están cerrados.